Aston Martin Valkyrie. Su nombre, extraído de la mitología nórdica, es como se le ha nombrado al hypercar producido por Aston Martin en conjunto con Red Bull. Esta bestia de V12, se une al linaje de la familia V, como lo son el Virage, Vanquish, Vintage y Vulcan.  Respaldado por el expertise de gente como Red Bull y Cosworth, lo avalan como un auto cien por ciento apto par las calles. Rimac también se unió a la elaboración; desarrollando un sistema híbrido que funciona a la par del motor V12. Con una proporción de 1:1 en cuanto a poder y peso, más una caja de siete velocidades, nos hace esperar grandes cosas. La compañía encargada de proveer la fibra de carbón, fue Multimatic. Alcon y Surface Transformers estuvieron detrás de los frenos, mientras que Bosch será quien provea el software para el control de tracción.

Será hasta el 2019 que sepamos más detalles de las  150 unidades de Aston Martin Valkyrie.