Bentley se fusiona con el llamado padrino del pop art,  Sir Peter Blake (encargado de crear la portada del octavo álbum de los Beatles: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band).  Juntos plasmaron sobre el modelo Continental GT V8 S un enorme corazón rojo, pintado a mano y colores brillantes como azul, verde, amarillo y rosa que complementan el diseño, denotando la alegría de la vida. El sistema de sonido estuvo a cargo de Mulliner mientras que los asientos traseros y delanteros de diferentes colores cada uno llevan la firma del artista británico. El motivo de esta edición especial tiene como finalidad manifestar apoyo a las organizaciones que ayudan a personas enfermas a experimentar una transición pacífica y sin dolor de la vida a la muerte. El auto es unidad única y se pondrá en venta el 24 de junio por la casa de subastas británica, Bonhams en el Festival de Velocidad de Goodwood.