Si eres amante de la yoga y de la meditación pero no te gusta acudir a lugares llenos de gente en los que lo último que haces es concéntrate, la solución ya está aquí. Una opción que permitirá tener una verdadera cámara de relajación y meditación justo en medio de tu sala o cualquier parte de tu casa.

Ya están aquí los “meditation pods” que combinan todos los elementos que te permitirán llevar al máximo tu experiencia de meditación. Tomando como herramientas el color, el sonido y la energía, estos pequeños domos están científicamente diseñados para estimular de manera correcta todos los sentidos. Ya sea con ayuda de un guía (virtual) o de manera autodidacta, puedes llevar a cabo una sesión de 20 minutos que incluirá una sanación interna.

 

 

Como estimulación auditiva, la pequeña cámara hace uso de audios de tu elección, desde olas del mar, hasta ondas especializadas para tu relajación. Solo unos minutos serán necesarios para cargar tu energía, alinear tu alma y relajar tu cuerpo al mayor punto posible. Los pods son diseñados con base a los requisitos de quien los ordene, un exterior de bamboo, domo a prueba de sonidos, programas precargados que son instalados acorde a tus necesidades y peticiones.

 

A lo largo de los Estados unidos las pequeñas cámaras ya se encuentran en spa´s y salones especializados en la sanación, ya que los pods están aprobados por el Instituto Nacional de Salud, sus precios no son bajos pero seguro valdrá la pena todas esa relajación infinita que te brindará. El valor se encuentra entre $25,000 y $45,000 dólares. Así que se podría decir que la meditación, la sanación y la relajación ya tienen precio, y es un poco elevado.

 

POR: PEDRO RODRÍGUEZ