Si hablamos de autos con estética que supera cualquier nivel imaginable y además con un poder inigualable bajo el capote, debemos mencionar a la marca más reconocida en el mundo de los super autos, Lamborghini. Con decenas de modelos creados, la historia de estos autos se baña de gloria y belleza. Por lo anterior, aquí te presentamos la primera parte de los inicios de este sello.

El 350 GT fue el primer Lamborghini en ser fabricado en serie de manera oficial. El éxito fue inminente por lo que la Carrozzeria Touring fabricó 120 unidades con un motor V12 de 3.5L.

El Lamborghini Miura sin duda alguna cambió el mundo del automovilismo con su motor V12 central y su hermosa e inigualable carrocería que completaba el diseño deportivo de este monstruo de dos plazas. En algún momento el Miura fue el auto más veloz del mundo con su velocidad máxima de 280 km/h en 6.7 segundos.

El Lamborghini Espada vio la luz pro primera vez en el Salón de Ginebra en 1968. La producción de es “cuatro plazas” duró cerca de 10 años debido a las modificaciones en cuanto a motor e interiores. el espada inmediatamente acaparó la atención por su forma y su motor v12. Denominado como el coche de lujo para recorridos largos.

El Lamborghini Countach cuenta con varias generaciones, sin embargo la primera fue llamada LP400 presentando un motor V12 de 4L montado de una manera esplendorosa. Su velocidad tope de 309 km/h con aceleración de 0 a 100 en solo 5.4 segundos impacto al mundo en aquella época, causando que muchos creyeran que se trataba de una visión.

Lamborghini Silhouette fue una tremenda evolución del “Urraco”, el modelo anterior. Únicamente se produjeron 53 unidades y se podría llegar a decir que funcionó como prototipo para el “Jalpa”. Esta limitada maravilla contaba con un motor V8 y una velocidad tope de 260 km/h, un super auto con la mejor comodidad.

El Lamborghini Jalpa, como lo mencionamos anteriormente, nació como una evolución natural del Silhouette. Este marcó la historia de los super autos por ser el último V8 de Lamborghini. Con 3.5L el Jalpa fue el auto más “manejable” de aquellos tiempos gracias a su fácil respuesta y confort al conducirlo.

Los noventas comenzaron con el pie derecho al cumplir el sueño de la velocidad máxima de 320 km/h. El Lamborghini Diablo fue el resultado emitido por “Casa del Toro” que presumía una aceleración de 0 a 100 km/h en 4.5 segundos. El Diablo preparó al mundo para el nuevo siglo.