Höller, uno de los artistas más queridos de Europa en la actualidad, se formó como ingeniero agrónomo; gracias a los conocimientos que adquirió mientras cursaba esta carrera logró materializar algo que todo artista busca: alterar los estados físicos y psicológicos de sus espectadores.

Fue a principios de los 90 cuando Carsten Höller se incorporó por completo al mundo del arte y las piezas que crea son instalaciones a gran escala que permiten envolver a los asistentes en un ambiente único creando experiencias controladas a través de recursos visuales, olfativos y conceptuales, todo diseñado para motivar la interacción con el espectador.

Foto: MXCITY
Foto: MXCITY

La percepción, autoexploración y las relaciones humanas son algunos de los temas que ha tratado a lo largo de sus tres décadas de trayectoria. Para él, los museos y las galerías de arte son laboratorios hechos para experimentar. En su primera exposición en México, el trabajo de Höller continúa explorando la interacción y el comportamiento humano, así como la toma de decisiones a partir de la alucinación colectiva.

Foto: MXCITY

Del 23 de marzo al 30 de junio el Tamayo se convertirá en un laberinto regido por las decisiones que tome el público para descubrir otras instalaciones o salir del museo. Una exhibición que pretende involucrar al espectador en un viaje alucinante en donde todo adquiere un significado diferente.

La muestra de Carsten pretende evocar un análisis orgánico de la naturaleza de las emociones humanas, es una revelación de los sentidos.

Foto: MXCITY
Foto: MXCITY

Carsten Höller: «Hallucinations»

Dónde: Museo Tamayo

Dirección: Av. Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec, Bosque de Chapultepec I Secc.

Cuándo: 23 de marzo al 30 de junio.

 

Fuente: Chilango