Mientras las ciudades de todo el mundo se enfrentan a la escasez masiva de viviendas, los arquitectos han desarrollado nuevas formas de construir en miniatura. Los últimos años han dado paso a una ola de pequeñas casas, unidades de patio trasero, casas imprimibles en 3D y yates habitables, lo que apunta a maximizar el espacio y minimizar el costo.

Como parte de su serie de diseño «MINI Living», BMW ha revelado una serie de cabinas urbanas, que ofrecen un espacio temporal que es incluso más pequeño que la pequeña casa estándar (alrededor de 15 metros cuadrados).

El último prototipo, una colaboración con el arquitecto Dayong Sun, estará en exhibición en Beijing hasta el 4 de noviembre. La compañía debutó anteriormente en sus cabinas urbanas en Londres, Nueva York y Los Ángeles.

En abril, la compañía presentará su primer desarrollo operacional, un espacio de convivencia que convirtió una fábrica de pinturas abandonada en una comunidad de apartamentos, espacios de trabajo, centros culturales e instalaciones de ocio.

El proyecto se basará en modelos anteriores, que se adaptan a las necesidades únicas de sus comunidades.

En Beijing, eso significa volver a imaginar las formas tradicionales de la arquitectura china para la vida moderna de la ciudad. El prototipo presenta un techo espejado, paredes convertibles y un columpio directamente en el centro de la cabina.