Todos conocemos el estandarte de uno de los fabricantes de automóviles más reconocidos del mundo. Es, sin duda, el mayor distintivo de Rolls Royce. Así que, esta vez conocerás la historia de amor detrás de la musa de los súperautos.

En sus inicios Rolls-Royce no lucía distintivo alguno sobre el capo de sus vehículos y algunos de sus propietarios comenzaron a ocupar el vacío instalando sus propios ornamentos, lo cual preocupó a Henry Royce quien en 1911 decidió realizar un encargo especial que se convirtiera en el emblema de su marca de automóviles. Ese fue precisamente el nacimiento del Espíritu del Éxtasis.

logo-rolls

Aunque todos conocemos a «La mujer alada», pocos sabemos la su origen o mejor dicho, la historia de la mujer que inspiró a su creador.

the-spirit-of-ecstasy-2560x1600-wallpaper-8991

 

Este símbolo nació del amor entre Lord Montagu de Beaulieu, pionero de la industria automotriz y editor de una revista automovilística, por su secretaria Eleanor Thornton. Se sabe que este amor fue un amorío muy conocido y fue así, que las relaciones de Lord Montagu con el escultor Charles Robinson Skyes, este amor se materializara en forma de una escultura.

12742611345_012d4d49f9_o

Fue entonces que Eleanor posó días hasta que la obra estuviera terminada y al poco tiempo de esto fue Lord Montagu quien tuvo la idea de poner esta estatuilla en una de las empresas más crecientes del momento: Rolls Royce.

gaz_0c5e8f08241b488b9c4c9aea079a1485

 

Desde 1911 la figura del Espíritu del Éxtasis se convertiría en el emblema de Rolls-Royce, aunque no sería hasta 1920 cuando se comenzaría a incorporar de serie en todos los vehículos, hasta entonces era un extra opcional.

gaz_f7af9685c75a469abd56b29ac4358dd5

Dada la evolución de los propios vehículos de Rolls-Royce la figurita ha sufrido hasta un total de 11 modificaciones de consideración, entendiendo por esta el aumento o disminución de su tamaño.