La moda y la industria hotelera nunca se habían visto tan conectadas, como en la actualidad. Aunque no lo creas, famosos diseñadores y artistas han colaborado en las estructuras turísticas más exclusivas del mundo. A continuación te presentamos tres de los hoteles más reconocidos, que han unido fuerzas con íconos de la moda:

Hotel Savoy x Emilio Pucci

Ubicación: Piazza della Repubblica 7, Florencia en Italia

El Hotel Savoy cuenta con vista a la «Plaza de la República» en Florencia y es la fuente de inspiración para dos bufandas especialmente diseñadas por Emilio Pucci. Reinventadas en el estilo de colores vivos de Pucci, las dos bufandas (una en rosa brillante y la otra en turquesa) se han colocado sobre tableros de vidrio en el restaurante de la terraza. El toque de Pucci está salpicado en todo el hotel: eche un vistazo a la alfombra tejida a mano en el vestíbulo con una impresión de Lamborghini de los archivos de Pucci.

Hotel Metropole Monte-Carlo x Karl Lagerfeld

Ubicación: 4 Avenue de la Madone, Mónaco en Francia

Karl Lagerfeld no es ajeno al diseño de hoteles y su aporte en el Hotel Metropole Monte-Carlo se basa en historias de la antigua Grecia para crear una escena dramática. El área de bienestar, llamada Odyssey, incluye una piscina con agua de mar, un solárium y un restaurante junto a la piscina. Paneles de vidrio iluminados desde el piso hasta el techo con vista a la piscina que representan el viaje épico de Ulises: Lagerfeld fotografió varias de sus musas con togas y luego las superpuso a fotografías de la costa griega.

One&Only Le Saint Géran x Alice Temperly

Ubicación: Poste de Flacq 41518, Mauricio

Ubicado en una península privada, One & Only Le Saint Géran se sometió a una renovación multimillonaria a fines del año pasado y sigue siendo un favorito de las celebridades y los fashionistas. Para una experiencia especial, reserve The Glampfire Dinner junto a un tipi tradicional diseñado por la diseñadora británica Alice Temperly. Conocida por su estética boho-chic, el dosel cosido a mano tiene joyas brillantes que reflejan la luz del sol poniente. En el interior, una araña de cristal parisina cuelga de las vigas.