La misión de un  “safety car” consiste en neutralizar las carreras para agrupar a los participantes al suscitarse un incidente grave o por causas meteorológicas, obviamente este siempre debe mantener una velocidad suficientemente elevada para evitar que los frenos y neumáticos de los Formula 1 se enfríen demasiado y que sus motores se sobrecalienten.

Por todo lo anterior, los organizadores siempre deben contar con autos capaces de rodar al 100% y este año el nivel ha subido al presentar como nuevo “safety”, al Mercedes-AMG GT R, la versión más radical de la familia deportiva de Mercedes-Benz con una velocidad punta de 318 km/h y 3,6 segundos para llegar de 0 a 100 km/h; simplemente el “safety car” de la Formula 1 más potente de todos los tiempos.

Pocas modificaciones fueron necesarias para volver a esta bestia, un auto de seguridad gracias a su elaborado diseño del chasis, la sofisticada aerodinámica activa y la construcción ligera son los fundamentos de su dinamismo. Este cuenta con llantas forjadas ligeras, dirección en el eje trasero, nueve ajustes del control de tracción y suspensión ajustable con regulación electrónica adicional.

*Un dato curioso es que al fallecer  Senna chocando en Tamburello, algunos pilotos se quejaron de que el safety car (Opel Vectra) argumentando que iba demasiado despacio como para mantener la temperatura de las ruedas.

 

Fuente: Auto10