A finales de los años 90, comenzó el Campeonato FIA GT, un grupo de carreras ultra exclusivo de primer nivel. Y Mercedes-AMG buscaba formar parte de el a cualquier precio. Lamentablemente existía solo un problema: no contaban con un auto homologado que estuviera listo para competir.

Así como el problema, solo había una solución: En un periodo sorprendentemente corto, en tiempo récord, (128 días) diseñaron, probaron y construyeron el “1998 Mercedes-Benz AMG CLK GTR”. Tiempo después solo se fabricaron 25 en el mundo, de lo cuales, uno se encuentra actualmente en subasta.

Una versión del super-deportivo y ahora legendario de Mercedes, el noveno construido para ser exactos y en condiciones absurdamente buenas con menos de 1,000 millas, está siendo disputado por coleccionistas. Desde el tren motriz hasta la pintura, los folletos y el cofre de herramientas incluidos, son originales.

Cuenta con 630 caballos de fuerza en su motor M120 V12 y junto a su rareza posee un valor de entre $ 4,250,000 y $ 5,250,000 de dólares.