Por Andrea Sierra

La visión y el legado de Zaha Hadid redefinió por completo la arquitectura del siglo XXI y capturo la atención de ojos en todo el mundo. Cada uno de sus proyectos transformó las nociones de lo que se puede alcanzar mezclando concreto, acero y vidrio con un inquebrantable optimismo por el futuro y la creencia en el poder de la invención, el diseño y la innovación.

Foto: MXCity

El Museo Universitario de Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional Autónoma de México albergará la primera exposición dedicada a los proyectos de la arquitecta en Latinoamérica. Diseño como segunda naturaleza: muestra los espectaculares e inesperados símbolos de progreso social de Hadid que le conceden un lugar único en la historia de la arquitectura tanto por sus virtuosas construcciones como por su ideología arquitectónica.

Conocida como una arquitecta que constantemente empuja los límites de la arquitectura y el diseño urbano, su trabajo experimenta con nuevos conceptos espaciales, intensificando los paisajes urbanos existentes y abarcando todos los campos del diseño, desde la escala urbana hasta los interiores y el mobiliario. Las formas imposibles que parecen fundirse en el espacio la convirtieron en un hito del deconstructivismo y la llevaron a la cima del mundo arquitectónico.

La exposición incluye algunas de las primeras pinturas de Hadid, como  Malevich’s Tektonik (1976-1977), las cuales además de evidenciar la influencia del constructivismo y el supermatismo rusos en su plástica se presentan como herramienta para exploración del diseño arquitectónico y como entes autónomos.

Zaha nunca tuvo miedo a innovar y fundó uno de los estudios arquitectónicos más progresistas e importantes del mundo. Recibió el Pritzker Architecture Prize en el 2004, su arquitectura se ha exhibido en exposiciones en todo el mundo y muchas de sus obras se encuentran en importantes colecciones de museos. Es conocida por algunas de sus obras seminales, como en la estación de bomberos de Vitra (1993), Weil am Rhein, Alemania, Mind Zone en el Millennium Dome (1999) Greenwich, Reino Unido, un salto de esquí (2002) en Innsbruck, Austria y el Centro Rosenthal de Arte Contemporáneo (2003) en Cincinnati, Ohio.

Foto: MXCity

A partir del 20 de octubre hasta el 3 de marzo podrás visitar la exhibición en el MUAC con maquetas, materiales audiovisuales, pinturas, fotografías, objetos y prendas ejemplo de su voluntad por difuminar fronteras en su práctica. La muestra aborda el proceso creativo de Hadid y evidencia la importancia y complejidad del diseño como eje articulador de formas y procesos constructivos. Además, hay una sección dedicada a los proyectos arquitectónicos que el estudio desarrolló para Latinoamérica, como la propuesta para el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, en colaboración con el estudio de Francisco Serrano, o el centro JVC en Guadalajara.

Foto: MXCity

Para Hadid el diseño debe ir más allá de su función práctica, debe ser un proceso de innovación de materiales y estructuras, posee una fuerte sensibilidad para observar su entorno y una conexión innegable con todo lo que la rodea, su apropiación del entorno es el hilo conductor para entender la complejidad de su diseño orgánico, que se inserta en lo urbano, es el proceso creativo: la simetría perfecta de la naturaleza, es el origen de una arquitectura que no interviene con el entorno y se fusiona con él.

Más allá de las diferentes tipologías de edificios, la exposición pretende mostrar las sinergias de trabajo de ZHA, sus propuestas para habitar un mundo común y el vínculo de la naturaleza con los procesos creativos que configuran un diseño orgánico para el futuro.

Foto: MXCity

Diseño como segunda naturaleza:

Dónde: Museo Universitario de Arte Contemporáneo, (Insurgentes 3000, Ciudad Universitaria)

Cuándo: Del 20 octubre 2018 hasta el 3 de marzo de 2019