La comunicación y el intercambio de ideas son claves para el trabajo moderno; Especialmente en un campo creativo como la publicidad. Así que cuando la arquitectura de Londres y Atenas, Divercity y la diseñadora Carole Topin se embarcaron en el rediseño de un interior dentro de un edificio existente de los años 70 en el corazón de la capital griega, se basaron en los mismos principios para su concepto.

En el centro de la nueva sede de la agencia de publicidad dinámica Frank & Fame, los arquitectos «diseñaron un motor creativo central», explican. Este espacio central, dividido en distintas zonas, proporciona todas las áreas necesarias y la estimulación necesaria para el buen funcionamiento de este centro creativo.

De la agencia o ficinas están en el segundo piso de un edificio modernista de 1970 existente en la avenida Kifisias. Fotografía : Mariana Bisti

 

El equipo creó espacios para reuniones más grandes y grupales, sesiones informales de intercambio de ideas (llamada «Pin-Up Room») y discusiones más privadas y personalizadas (el «Stand de confesión»). Hay espacio para el aislamiento y la reflexión, mientras que las áreas de circulación se doblan hábilmente como una zona de biblioteca, paredes vestidas con estantes y lugares de lectura. En otros lugares, las áreas de escritorio de planta abierta, las oficinas privadas y las salas de reuniones se organizan alrededor del «motor creativo».

«Con la fluidez y la flexibilidad en su corazón, el diseño responde a las necesidades de una fuerza laboral contemporánea y brinda a Frank & Fame una oficina con longevidad, donde las ideas y las relaciones florecerán», dice el equipo. La vegetación en macetas a medida y los acentos de color aseguran un entorno variado, todo ello realizado con la experiencia de los especialistas en construcción Escape.

Usando colores inmersivos y oscuros, líneas nítidas, materiales cálidos y geometrías fuertes, Divercity y la arquitectura de Topin son una celebración del proceso creativo; y la forma en que la arquitectura puede fomentarla y mejorarla.

El diseño interior se inspiró en la idea de la comunicación y el intercambio de ideas. Fotografía: Mariana Bisti
El espacio fue concebido como un ‘motor creativo’. Fotografía: Mariana Bisti
Su corazón está dividido en distintas zonas para todo tipo de actividades. Fotografía: Mariana Bisti
Su corazón está dividido en distintas zonas para todo tipo de actividades. Fotografía: Mariana Bisti
El pasillo de la oficina se dobla como biblioteca. Fotografía: Mariana Bisti
Mientras tanto, las salas de reuniones se sientan juntas con áreas más informales para intercambiar ideas. Fotografía: Mariana Bisti
La arquitectura pretende fomentar una cultura de interconectividad, creatividad y colaboración. Fotografía: Mariana Bisti

 

Fuente: Wallpaper