Adoptar un espíritu de turismo sustentable no significa no volver a tomar un avión o solo viajar a lugares remotos también significa que puedes invertir en lugares que están implementando iniciativas para minimizar el impacto del turismo en el medio ambiente. Aquí te dejamos algunas de nuestras recomendaciones para tener unas vacaciones eco-friendly perfectas.

Lago Garda, Italia

Foto: © Lukasz Szwaj: Shutterstock

El lago Garda, el lago más grande de Italia, no solo tiene una conexión ferroviaria directa desde Milán, sino que también alberga uno de los hoteles más ecológicos del país. El hermoso Lefay Resort and Spa compensa el 100% de sus emisiones de CO2 y el 60% de su energía proviene de fuentes renovables. Los materiales de diseño de alta tecnología minimizan la dispersión de calor y energía. El techo está cubierto de vegetación para reducir la contaminación visual y promover la flora y fauna local. El primer resort en Italia en recibir el certificado Ecocert’s Ecological Spa.

Arosa, Suiza

Foto: Hotel Valsana

Arosa es el hogar del Hotel Valsana, el primer hotel de Suiza que se calienta con una “batería de hielo”, un sistema de recuperación de energía que reutiliza el exceso de energía térmica que de lo contrario se habría perdido en el entorno. Este encantador pueblo también ayuda al medio ambiente de otras maneras, varios hoteles tienen puntos de recarga para automóviles eléctricos y la zona recibió el estatus de Apline Pearl, reconocimiento por sus practicas de movilidad verde y conciencia ecológica.

Islas Galápagos, Ecuador

El vestíbulo del Pikaia Lodge en las Islas Galápagos © LunaseeStudios / Shutterstock

Una visita a las remotas islas de Galápagos encabeza la lista, pero aunque es increíblemente atractivo para los viajeros, también puede requerir una caravana de opciones de transporte que consuman mucha gasolina para llegar ahí. ¿Las buenas noticias? Varias propiedades, como Pikaia Lodge, se esfuerzan por proteger este ambiente frágil y compensar el costo ambiental.

Lo creas o no, este innovador hotel neutral en carbono está fabricado con acero, debido a la facilidad con que se puede reciclar. Las paredes están cubiertas con piedra de lava recolectada en áreas aprobadas por el Servicio del Parque Nacional Galápagos y las puertas y los muebles están hechos de teca sostenible. El hotel tiene su propio programa de reforestación (hasta la fecha se han plantado 10.000 árboles endémicos), y el agua proviene de los sistemas de recolección de lluvia en los tejados.

Bahamas

Los productos orgánicos, la energía solar y los esfuerzos de conservación están ayudando a proteger los impresionantes recursos naturales de Bahamas © pics721 / Shutterstock

Recientemente, varias propiedades de Bahamas han comenzado a adoptar un enfoque más proactivo para proteger el medio ambiente. Kamalame Cay en la isla de Andros, que anima a los huéspedes a cenar con el pez león (una especie invasora que se alimenta de peces indígenas y perturba el ecosistema local) o el hotel The Other Side , que funciona completamente con energía solar.

En Tiamo Resort, todos los productos utilizados se examinan cuidadosamente para minimizar el riesgo de contaminación, y se utilizan paneles solares en las azoteas para ayudar a calentar el agua. Y para garantizar el apoyo continuo de las comunidades locales, el Tiamo Resort recluta a todos sus empleados de las Bahamas.

Isla Pangulasian, Filipinas

The Pangulasian Island Resort en Filipinas © jennagenio / Shutterstock

La isla de Pangulasian en Filipinas es un hoyo paradisíaco para aquellos que buscan un escape ecológico. Este resort isleño privado está dedicado a apoyar a la población local a través de una iniciativa económica; Una de esas empresas es enseñar a las mujeres locales el arte tradicional del tejido, cuyos productos se compran y venden en el hotel.

También hay un programa de conservación de la naturaleza de gran alcance que realiza limpiezas costeras bimensuales en el extranjero, medidas para proteger contra la pesca ilegal, la instalación de arrecifes ecológicos (para ayudar a resucitar ambientes marinos dañados) y boyas de amarre (para evitar daños continuos de anclas en arrecifes de coral), así como un programa de conservación de tortugas. Únete a los esfuerzos para proteger a las crías recién nacidas mientras hacen su primer viaje al océano.  Para mantener este ecosistema en sí mismo próspero, se alienta al personal de aquí a presentar propuestas para iniciativas respetuosas con el medio ambiente, que luego son evaluadas por el resort.

Werfenweng, Weissensee, Styria and Viena, Austria

Foto: © Sergio Delle Vedove: Shutterstock

Werfenweng es una hermosa cuidad a las orillas del lago que está cambiando la cara del turismo sustentable. Cualquier persona que llegue a la estación de tren puede hacer uso del servicio gratuito de transporte y por 10 euros comprar un pase SAMO, que otorga acceso a la flota de vehículos ecológicos, desde e-cars hasta buggies e innovadoras motos. Además, en Weissensee, el Hotel Gralhof, cuenta con un sistema de calefacción de astillas de mandera que usa energía verde y tiene una cocina totalmente orgánica. Viena, es la prueba de que ser una ciudad verde no tiene por qué comprometer la cultura: en 2017, el Estudio Mercer la convirtió en la ciudad más habitable del mundo. Hay 2000 parques en la ciudad, y el nuevo esquema Green Taxi fue testigo de cómo se lanzaron 370 taxis híbridos, además, tiene más tierras agrícolas orgánicas que cualquier otra ciudad (más de 800 hectáreas y tres granjas urbanas), 120 estaciones para compartir bicicletas y una red de senderos para ciclistas que suman un total de 1300 kilómetros.

Cataluña, España

Foto: © Maria Avvakumova: Shutterstock

Cataluña es la primera región en obtener la certificación de turismo responsable de la biosfera, un esquema respaldado por la UNESCO y el GTSC (Consejo Mundial de Turismo Sostenible), en reconocimiento a la relación simbiótica entre los seres humanos y la naturaleza en la región. Algunas de las atracciones más destacadas incluyen antiguas minas de carbón, plomo y sal que se han convertido en áreas culturales y ambientales renovadas. También puedes caminar por los pasos fosilizados de los dinosaurios en las antiguas minas de carbón al aire libre de Fígols-Vallcebre Fumanya. Otra gran área es el Parque Cultural Cardona Salt Mountain; después de que la mina cerró en la década de 1990, el parque ahora ofrece a los visitantes la oportunidad de aprender sobre la geología natural única de la región.

 

Fuente: Lonely Planet