El aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York tendrá un nuevo elemento inspirado en su pasado. La terminal aérea presentó hace poco su primer hotel el cual rendirá homenaje a la antigua Trans World Airlines (TWA). TWA alguna vez fue una de las aerolíneas más grandes del país; comenzó a operar en 1930 y quebró en 2001, por lo que su Flight Center en JFK cerró ese mismo año. Este enorme espacio ha sido convertido en un lujoso hotel llamado TWA Hotel.

El TWA Flight Center fue diseñado por el reconocido arquitecto Eero Saarinen y fue construido en 1962, justo cuando los viajes en avión se estaban convirtiendo en algo común para el público en general. El inmueble destaca por sus impactantes líneas y una amplitud que, a pesar de tener apariencia vintage, ofrece una sensación contemporánea. En lugar de luchar contra este estilo, las firmas de arquitectura actuales Lubrano Ciavarra, Inc., Beyer Blinder Belle y Stonehill Taylor hacen sobresalir su aspecto moderno de mediados de siglo.

Los arquitectos procuraron mantener viva la historia de este lugar. El lobby, así como el centro de negocios y eventos, cuentan con algunos de los asientos originales de la sala de espera. Además, si quieres saber más sobre la era del jet, el museo de hotel exhibe todo sobre la TWA de mediados de siglo, desde uniformes y muebles, hasta posters.

Más allá de las áreas comunes, cada habitación está equipada con esta estética de inspiración retro. Una mezcla de texturas, incluyendo latón, paneles de madera y cuero, se destacan en la sala junto con acentos de color rojo (otro guiño a TWA). Incluso puedes hacer llamadas locales o internacionales en un teléfono rotatorio con cables.

Aunque un hotel al lado de una pista de aterrizado y esto podría parecer parecer ruidoso, no hay nada de qué preocuparse. Las gigantescas ventanas están hechas de vidrios templados y las convierten en las ventanas más gruesas del mundo. Puedes ver cómo aterrizan los aviones, pero no los escucharás.

El TWA Hotel oficialmente abrirá sus puertas el 15 de mayo de 2019.

 

Fuente: My Modern Met